Traición

Esta mañana tuve un sueño muy lindo. Me reservo los detalles.

Desperté y el sol se filtraba por la persiana de mi cuarto, dando a entender que era un día precioso.

Por primera vez la alegría y el vigor triunfaron sobre mi vagancia y me levanté, a raíz de lo cual se me ocurrió ir a comprar el diario para pasar un ratito tranquilo de lectura.

Me vestí, salí (como era de esperar, es un día espectacular), saludé a mi ‘vecino’ de la inmobiliaria a través de la vidriera, compré el diario, volví y me senté a leerlo en el sillón.

No pude evitar detenerme en los clasificados. Para ser más precisos, en el rubro de Empleos. Empecé a leer los avisos que solía leer cuando estaba desempleada… y al ver que las opciones de mi interés se agotaron, me invadió cierto temor. Un temor extraño… como que estaba traicionando a mi actual empresa empleadora. ‘Yeeegua… buscando otro trabajo… ¡Debería darte vergüenza!’. Qué ridícula.

Sintiéndome intimidada, apuré la lectura del diario y me vine a sentar a la PC.

¿Con qué cara voy a mirar a mis empleadores el día de hoy?

jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja! xD

Chicos, no trabajen en un call center, a menos que quieran terminar así de quemados.

Anuncios

Un comentario en “Traición

  1. hooba1900 dijo:

    El que avisa no es traidor (?)

    Tenés blog y yo ni enterado. Te queria contar algunas cosas pero no te ví en todo el dia.

    Bueno, nos vemos tia baby 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s