Confusa sucesión de zetas

¿Nunca les pasó de irse a dormir con un deseo en la mente, y despertarse con otro completamente distinto, sino opuesto?

Mis últimos pernoctes fueron así de fluctuantes.

Hay una acotada lista de cosas que quiero, pero que se contraponen entre sí; por consiguiente, un torbellino imperceptible a los sentidos de los demás oscila enloquecido en mis ya bastante removidas tierras mentales.

Me gustaría poder darle menos crédito a mis alocados brainstormings , pero para ello es preciso que se sucedan eventos capaces de generar ideas nuevas, deseos nuevos, sobre bases firmes. Saber qué quiero y por lo menos tener claro si es algo posible de lograr.

Y también quiero dejar de soñar idioteces. Cuesta convencerse de que “sólo fue un sueño”.

Agarren un beso de la canastita de la entrada y cierren la puerta al salir, gracias.

Anuncios

2 comentarios en “Confusa sucesión de zetas

  1. Che, llueve!…
    Bueno, no importa. Pasé de incógnito a leerte.
    La frase “mis últimos pernoctes fueron así de fluctuantes” puede interpretarse como que estuviste acompañada, visitando lugares íntimos, y que hubo fluídos de por medio. Pero, por supuesto, esas son conclusiones degeneradas producto de una mente tan torcida como la mía, que le encuentra el doble o triple sentido a cualquier cosa…

    Hay que soñar sabiendo que es un sueño. O sea, con un pie afuera de la cama, apoyado en el piso.

    Y no sé si te lo dije, pero el hombrecito prendiendose fuego en el banner es genial…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s