Avance

Aunque me ataquen las plagas destrozapulmones y quiebracabezas, aunque el subte se desborde y quiera tragarme o vomitarme según el capricho de la masa proletaria, aunque las veinticuatro vueltas de la manecilla corta no me alcancen para respirar, aunque me encuentre nadando en teorías y prácticas a primera vista imposibles de desentrañar, aunque no sea capaz de mencionar una novedad sin exagerarla como labio de vedette…

… en agosto empiezo a estudiar en la universidad.

Era hora, Ce.

Anuncios

Descarga

Me dan sinceras lástima e ira los individuos que:

a) desperdician brillantez en generar una magnífica máscara pro aceptación por parte del sector social cool;

b) parecen disfrutar de manera maliciosa el escupir artilugios verbales que buscan disminuir y ridiculizar a quien no piensa como ellos;

y c) me mienten.

Si algún día en medio de una introspectiva descubro uno, algunos o todos estos ítems, sentiré esa lástima y esa ira por mí. Pero by now, veo eso en mi entorno y me entristece semejante desperdicio.

Casi nunca las cosas son lo que parecen. La pregunta es cuándo nos daremos cuenta de cómo son en definitiva…