Empiezo el domingo

Me rebelo contra el mundo empezando un nuevo hábito un domingo.

 

Imperaba mi retorno a las cantatas. Encontré en youtube.com una nueva alternativa para exhibir mis notas, con fachada incluida.

El resultado visual es tétrico (incluye efectos visuales injustificados), pero como siempre, pido atención al resultado final en lo que a mi voz respecta.

 

Without You con la debida -?- pixelación

 

(¿Notaron mis botoncitos de compartir en Facebook y Twitter? ¿el +1 de Google? Sería un buen momento para que lo hagan…)

 

Anuncios

20 verdades inexorables sobre Ce

1) No soy de esas personas que se ven adorables mientras duermen o recién se levantan. Doy miedo. (madre puede dar fe de ello).

2) Nunca voy a rechazar un vaso de Coca-Cola (me tengo que estar muriendo).

3) Cuando un grupo de amigos está hablando de música y menciona bandas y cantantes que no oí en mi f*cking vida (encima, como si conocieran toda la discografía y lo último que desayunó el artista), me siento bastante tonta.

4) No importa cuánto tiempo pase arreglándome o cuán cara y perfecta sea la ropa que tenga puesta: a la hora y media, quizás menos, ya tengo por lo menos el bretel del corpiño a la vista, se me desarma el “peinado” y/o se me arruga la remera hasta la cintura, dejando entrever the buzard. No entiendo esta verdad y no espero que la entiendan, simplemente es así, inexorable.

5) Ni loca haría dedo en una ruta, en medio de un viaje aventurero (cosa que de por sí se proyecta como difícilmente realizable en mi mundo).

6) Me dan una ternura patológica las notificaciones del juego de granja ese del Facebook (del cual no tomo participación) en que a los que juegan les aparece una oveja negra, vaca rosa o alimaña cualquiera perdidas y les dicen que necesitan un nuevo hogar.

7) Procrastinadora nata (cosa que muchos ya saben).

8 ) Me desvivo por tener la última palabra en una discusión.

9) Quizás no muestre mucho entusiasmo en una situación alegre determinada; pero con el pasar del tiempo, el recuerdo se vuelve más agradable y va cobrando una importancia mayor a la que le di en ese momento. Ojo, si la fiesta fue mala… va a terminar siendo, en mi cabeza, un recuerdo espantoso. XD

10) La mitad del tiempo, le temo a mi gata. Y lo sabe. Y lo utiliza. (?)

11) Tardo mucho en evacuar dudas. Cuando finalmente me acuerdo de preguntar aquello que desconozco, requiero que me lo expliquen varias veces porque olvido lo que me explican. Me disperso fácil. Muy.

12) A veces desaparece mi síndrome de la Tabla de Planchar y me veo posibilitada de bailar medianamente bien. Lo mismo sucede con el pool. Tengo momentos y momentos.

13) Cuando discuto fuerte con alguien se me calientan los ojos, se me quiebra la voz y puedo llegar a llorar. Así el tópico no tenga que ver conmigo. Calmate, Andrea del Boca…

14) Ah, hablando de Andrea del Boca: soy la peor actriz que hay. No puedo mentir (y que el interlocutor no se dé cuenta).

15) Sospecho que tengo un olfato superior al promedio. Sin (?).

16) Nunca entendí qué es exactamente el bluetooth. Entendido gracias a uno de mis ministros. Aparentemente sirve para detectar manzanas en mal estado, bondis a Constitución, entre otras cosas. 🙂

17) Me gustan mucho las milanesas pasadas de horno.

18) No estoy muy segura de si calzo 35, 36 o 37. Según…

19) Cuando estoy mucho tiempo sin dormir me agarra una verborragia importante. (¿..y si dormís un poco?)

20) Compro agendas que no uso. Creo que sólo usé -bien- una y fue en el año 2003 o 2004.

-Post sujeto a edición-

Felicidad es directamente proporcional a simplicidad

Cosas simples que me alegran sobre manera:

  • Los días soleados y despejados.
  • Encontrar que alguien llegó al blog porque buscó Ceciliette o Mundo Ce. How cute is that?
  • Recibir flores (me acaban de dar una maceta, prácticamente… )
  • El jamón natural, así sea que lo haya visto en un cartel en la Av. General Paz.
  • Que el ascensor esté en mi piso o en el inmediato anterior/posterior cuando lo necesito.
  • Comer ñoquis de papa. Pocos sabores me convencen tanto o más que ése.
  • Ponerme ropa recién secada al sol.
  • Que alguien deposite un Me gusta esto en alguna de mis publicaciones del Facebook (sí, ya sé… cualquiera).
  • Mi gata posándose a dormir encima mío.
  • Un abrazo sorpresivo… (de alguien que conozca y aprecie, es más significativo)
  • Una nota bien alcanzada, preferentemente alta. Bueno, las bajas también sirven. Queda feo igual una nota baja toda soplada y sin fuerza.
  • Que haya tantos de estos ítems que no pueda recordarlos todos.
  • To be quiet enough to write this without being interrupted.

Un beso de la Presi y sinceros abrazos mariposones y primaverales.

Los rostros del Gobierno

Ce

Ce

Creo que es la segunda foto mía que subo al blog desde su nacimiento, en… 1978 (?).

En el caralibro tuvo una aceptación inusitada, así que pensé que si he de ponerle rostro a las palabras que vosotros, desconocidois visitanteis (sic), leéis una vez cada tanto, esta es la imagen indicada para tal fin.

¿Por qué la amplitud guasona de la sonrisa? No sé, supongo que quería darle un desafío a mis músculos faciales…

Aprovecho la oportunidad para decirles que no tengo la cara tan sonriente ahora mismo; se debe a un hambre feroz y a una tarde particularmente molesta que tuve. Al menos el resfrío amainó y no me duele más la cabeza.

Saludos, bellos mortales y mortales llenos de vellos… (?)