¡Sálvate, Marty!

Miles de fanáticos argentinos no pueden estar más felices.

Back to the Future, mejor conocida localmente como Volver al Futuro, fue un regalito atrasado de navidad que nuestro país recibió el 26 de diciembre de 1985. Yo no había nacido, pero en tanto tuve uso de razón como para mirar una película entera, pude verla y simplemente amarla.

Marty McFly, un pibe de 17 años con aspiraciones musicales y ciertos problemas para desvestirse para dormir, viaja accidentalmente al año 1955 gracias a una máquina del tiempo, que fuera inventada por su amigo, el Doc Emmett Brown. Una vez ahí, mientras averigua (con la ayuda del Doc Brown del pasado) cómo cuernos volverse a 1985 sin una gota del plutonio que precisa para hacer funcionar la máquina, se da cuenta que su propia existencia está en peligro; Lorraine, su madre, se enamora perdidamente de él sin siquiera registrar la existencia de George McFly, un nerd sin personalidad que no es otro que su padre.

Marty y el Doc Brown

No conozco muchas personas que no hayan visto esta película por lo menos diez veces, junto con sus dos secuelas. Y muchos lamentamos no haber nacido (mucho menos haber sido adolescentes) en el momento en que se estrenó.

Lo bueno es que hay gente más enferma de amor por el cine que uno, que se mueve para lograr cosas increíbles, como ser -justamente- el reestreno en cines de Volver al Futuro en formato digital.

Los chicos de CinesArgentinos.com son los responsables de esta campaña genial, que estoy segura hará reventar los cines.

En la semana del 13 al 19 de enero de 2011, los siguientes complejos programarán horarios especiales para las proyecciones:

  • SHOWCASE (todavía no hay rastros de los horarios):  Belgrano, Norte, Haedo, Quilmes, Rosario y Córdoba.
  • HOYTS (clic para conocer todos los complejos, días y horarios)
  • CINEMA CITY en La Plata (todas las noches)
  • CINEMA de Mar del Plata (todos los días en las trasnoches)
  • OCEAN de Necochea (en días especiales)
  • Atlantico de Miramar en días especiales
  • CINEMACENTER (en funciones trasnoches): San Juan, San Luis, Tandil, Resistencia (Ávalos), Corrientes y Bahía Blanca.
  • VILLAGE: Neuquén y Avellaneda en mediodías; Mendoza y Pilar en días especiales.

Yo me las voy a arreglar para asistir a una de las funciones, ¿ustedes?

Anuncios

Chau número tres

Te dejo con tu vida
tu trabajo
tu gente
con tus puestas de sol
y tus amaneceres.

Sembrando tu confianza
te dejo junto al mundo
derrotando imposibles
segura sin seguro.

Te dejo frente al mar
descifrándote sola
sin mi pregunta a ciegas
sin mi respuesta rota.

Te dejo sin mis dudas
pobres y malheridas
sin mis inmadureces
sin mi veteranía.

Pero tampoco creas
a pie juntillas todo
no creas nunca creas
este falso abandono.

Estaré donde menos
lo esperes
por ejemplo
en un árbol añoso
de oscuros cabeceos.

Estaré en un lejano
horizonte sin horas
en la huella del tacto
en tu sombra y mi sombra.

Estaré repartido
en cuatro o cinco pibes
de esos que vos mirás
y enseguida te siguen.

Y ojalá pueda estar
de tu sueño en la red
esperando tus ojos
y mirándote.

Mario Benedetti

No quisiera cometer la tontería (a veces, careteada) de acordarme de los genios sólo cuando nos dejan. Encontré este poema en el foro, en un thread homenaje al autor de ese poemazo que puse arriba, y me sorprendió. Nunca lo había leído, y me parece de una pureza y una calidez que pocas veces he visto, ni siquiera en uno de esos elevados y barrocos textos con metáforas cuasi imposibles de interpretar. Supongo que era su estilo y su magia, ponerle las palabras justas a los suspiros de los enamorados del amor, de la vida y de todo lo que vale la pena. Hoy me quedo con estas palabras, pero no serán las únicas. La genialidad original está cada vez más escondida, y una vez que se encuentra, se la debe abrazar y saborear.

Besotes.

¡Crece de una vez, raquítico condenado!

Eso le decía el papá de Manolito (amigo de Mafalda, si no la conocés a Mafalda estás out, gordi -?-) al malvoncito del patio, para que creciera.

Sólo les quiero comentar que la autora de este vertiginoso blog se pasó la tarde saltando en un castillito inflable. Y la pasó bomba.

¿Crecer? No me rompas. Dejame disfrutar mi post-adolescencia con regresión a la niñez en paz.