Empiezo el domingo

Me rebelo contra el mundo empezando un nuevo hábito un domingo.

 

Imperaba mi retorno a las cantatas. Encontré en youtube.com una nueva alternativa para exhibir mis notas, con fachada incluida.

El resultado visual es tétrico (incluye efectos visuales injustificados), pero como siempre, pido atención al resultado final en lo que a mi voz respecta.

 

Without You con la debida -?- pixelación

 

(¿Notaron mis botoncitos de compartir en Facebook y Twitter? ¿el +1 de Google? Sería un buen momento para que lo hagan…)

 

¡Sálvate, Marty!

Miles de fanáticos argentinos no pueden estar más felices.

Back to the Future, mejor conocida localmente como Volver al Futuro, fue un regalito atrasado de navidad que nuestro país recibió el 26 de diciembre de 1985. Yo no había nacido, pero en tanto tuve uso de razón como para mirar una película entera, pude verla y simplemente amarla.

Marty McFly, un pibe de 17 años con aspiraciones musicales y ciertos problemas para desvestirse para dormir, viaja accidentalmente al año 1955 gracias a una máquina del tiempo, que fuera inventada por su amigo, el Doc Emmett Brown. Una vez ahí, mientras averigua (con la ayuda del Doc Brown del pasado) cómo cuernos volverse a 1985 sin una gota del plutonio que precisa para hacer funcionar la máquina, se da cuenta que su propia existencia está en peligro; Lorraine, su madre, se enamora perdidamente de él sin siquiera registrar la existencia de George McFly, un nerd sin personalidad que no es otro que su padre.

Marty y el Doc Brown

No conozco muchas personas que no hayan visto esta película por lo menos diez veces, junto con sus dos secuelas. Y muchos lamentamos no haber nacido (mucho menos haber sido adolescentes) en el momento en que se estrenó.

Lo bueno es que hay gente más enferma de amor por el cine que uno, que se mueve para lograr cosas increíbles, como ser -justamente- el reestreno en cines de Volver al Futuro en formato digital.

Los chicos de CinesArgentinos.com son los responsables de esta campaña genial, que estoy segura hará reventar los cines.

En la semana del 13 al 19 de enero de 2011, los siguientes complejos programarán horarios especiales para las proyecciones:

  • SHOWCASE (todavía no hay rastros de los horarios):  Belgrano, Norte, Haedo, Quilmes, Rosario y Córdoba.
  • HOYTS (clic para conocer todos los complejos, días y horarios)
  • CINEMA CITY en La Plata (todas las noches)
  • CINEMA de Mar del Plata (todos los días en las trasnoches)
  • OCEAN de Necochea (en días especiales)
  • Atlantico de Miramar en días especiales
  • CINEMACENTER (en funciones trasnoches): San Juan, San Luis, Tandil, Resistencia (Ávalos), Corrientes y Bahía Blanca.
  • VILLAGE: Neuquén y Avellaneda en mediodías; Mendoza y Pilar en días especiales.

Yo me las voy a arreglar para asistir a una de las funciones, ¿ustedes?

El Hoax que no fue

Para los que viven un termo (?) o no están familiarizados con los términos que se desprenden del uso y abuso de Internet, un hoax o bulo -dice Wikipedia– es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. Una falsa noticia que circula en e-mails en forma de cadena, en foros y otros sitios web. Las finalidades de estas mentiras maquilladas de certezas son de lo más variadas: simples bromas, batallas anónimas contra corporaciones, análisis de la respuesta obtenida, el contabilizar el tiempo que tarda en dar la vuelta al globo para regresar, distorsionada o intacta, a su creador, etcétera. O al menos eso fue lo que a lo largo de los años de cibernauta pude extraer del tema…

Los mismos hoaxes suelen incluir frases de respaldo (?) como “yo no lo creía, hasta que lo probé y funcionó”, y mal que me pese, hoy me veo motivada a pronunciarla por algo que acabo de recibir, leer, probar y comprobar.

En la oficina suelo estar bastante desarreglada en épocas de poca actividad. Mal para una secretaria. No me peino, si lo hago es con desgano, y ni hablar de maquillaje. Ni hablar.

Hoy no me dio la cara para dar la cara así. Llegué, me peiné, me pinté un poco y me pasé -de manera excepcional- un lápiz delineador de labios de color borgoña. Logré un look bastante impactante. Gustó. Acá viene la parte que nos compete.

Mi compañera, coqueta incurable -se va a reír cuando lea esto- me preguntó qué había usado para mis labios. Le mostré el lápiz y ella me lo pidió. Se pintó un poco en el reverso de la mano, se sacó su anillo de oro y comenzó a frotarlo sobre el trazo. Dos segundos después, me muestra que se había puesto negro. What tha heck.

Resulta que mi compañera había recibido un e-mail en que se advertía a la población consumidora de cosmética sobre productos fabricados con plomo, y sobre sus efectos en el organismo, y una de las formas de constatarla es justamente frotar oro sobre una porción de producto aplicada en la piel. Si aparece una mancha negra, el producto tiene una alta concentración de plomo. Si simplemente se esparce sin alterar su color, el producto está libre de dicho material y es apto para su contacto con la piel.

Se desprenden dos preguntas de mis dedos a partir de este hecho. ¿Por qué hay plomo en los cosméticos? y ¿cuál es el problema, en definitiva?

Una pequeña research me contestó que el plomo oficia de fijador de los pigmentos. Color stay, super stay… supongo que les suena haber leído esas propiedades en la publicidad y en los envases de maquillaje. Y, además -como no podía ser de otra manera- hace que el producto sea más barato de producir.

El problema de la presencia de plomo es casi intuitivo: es un metal pesado con efectos neurotóxicos, y cuya cinética comienza a partir del contacto con la piel. La OMS en su website incluye varios trabajos de investigación que explican en profundidad cuál es el impacto de la presencia de este metal en el organismo.

Mi compañera, luego de realizar esta prueba, me mostró un lápiz labial de otra marca, y repitió la prueba del anillo de oro. El color permaneció inalterable.

Mientras tanto, sigo con mis labios color carmín, pensando que aunque no me voy a morir hoy envenenada a causa de mi ataque de make-up, voy a ser un poco más cuidadosa cuando me interne en el shopping a surtirme de productos que me hagan más linda. Después de todo, no estoy de acuerdo con eso de vivir rápido, morir joven y dejar un cadáver hermoso.

Un tropezón no es caída

Convengamos que, cuando uno se arroja a resolver una situación armado sólo con su ignorancia y tozudez, es muy probable que se lleve una buena tunda de palos y una enseñanza.

Perdí los últimos tres o cuatro posts en el proceso de actualizar wordpress, pero al menos la parte que más me interesa se pudo conservar. Mis posteos más ridículos, viscerales y sentidos, están aún a vuestra disposición, oh, finos lectores.

May the creativity be with me. (?)

Crecimos

Quién lo diría.

Después de dos años y medio, este Boletín Oficial (que supo llamarse Espacio para la expresión innecesaria) finalmente dio a luz a un nuevo proyecto web fiel a mi personalidad: Mundo Ce 2.0.

Sin querer ser un reemplazo de este blog (que sigue y seguirá siendo un espacio de catarsis personal), Mundo Ce 2.0 tendrá los ojos más abiertos a temas que en efecto al mundo le interesan, le gustan y le resultan útiles. Empecé hablando sobre un producto de belleza que me pareció espectacular, y con el correr del tiempo me verán hablar sobre arte, música, comida (infaltable), trabajo, etcétera; les digo más: quizás hasta cometa la hipocresía de hablar de Fitness. Pero sólo el tiempo lo dirá. El tiempo y mi avidez por mostrar aquello que me ha sorprendido en mis experiencias en esta tierra.

Ahora mismo estoy muy embalada en los asuntos impuestos por la provincia del trabajo y los negocios. Tal es así que me molesta que sobrevenga semana santa como feriado. Sic.

Los dejo entonces en buena compañía (?) y me voy a trabajar.

Besos a quienes los merezcan.

Dune

Gracias a la magia de Interné, nuestros añorados juegos de pc de los tempranos años noventa vuelven a nuestras vidas.

El otro día recordaba el viejo Dune con un amigo, y reconocí que me encantaba, pero nunca llegué a terminarlo porque estratégicamente era muy, muy difícil para mi limitada mente.

Pensé que hoy por hoy, bordeando los veintitrés años y con muchas experiencias de vida encima, podría reencararlo y finalmente triunfar en la estrategia militar y económica que el Dune plantea. Lo bajé, lo empecé y estoy tan (o más) estancada que a los doce años.

¿Lo jugaron? ¿Lo pasaron? Cuenten, cuenten. Necesito hints. ¡Necesito esperanzas! ¡NECESITO GANAR ESE JUEGO! ¡NECESITO PREOCUPACIONES DE VERDAD!

Informe de la Presidencia

Ante todo pido disculpas a los visitantes fortuitos de mi pequeño espacio virtual que no hayan encontrado lo que estaban buscando. Sé que la gente llega a mi blog usando keywords como “gorda ridícula”, “Marolio” y frases varias de los Simpsons, y estimo que deben llevarse poco de aquello que querían encontrar. Es Google, no yo, el que los engaña.

Luego de esta pequeña disclaimer, procedo a comentar (a quien esté interesado) algunas cosas que están sucediendo en el noble país que presido…

  • Irrefutabilidad en la situación de aumento del tejido adiposo en el sector centro-sur. Sí, queridos, he engordado. Lejos estoy de las épocas en que mi madre creía que tenía problemas psicoalimentarios. Ha quedado demostrado, por si quedaba alguna duda, que siento pasión por los alimentos, en especial cuando he de ingerirlos. Con el objeto de no ser confundida con una mujer en la dulce espera o bien no tener que agrandar los marcos de las puertas de mi casa, he tomado la determinación de reducir el consumo de bebidas carbonatadas, especialmente la que en chino se llama “deliciosa felicidad”, o algo así. Así que ya saben, si los visito, guárdenme Levité de Manzana o Naranja, Aquarius, Cepita, etcétera. Otro tipo de medidas antiadiposidad consiste en (como vengo prometiendo) anular por completo el consumo de chatarra y limitar el de dulces a lo mínimo indispensable.
  • Comienzo de la actividad académica propiamente dicha. Actualmente curso dos materias de la carrera de Comercialización, siendo una de ellas, en una apreciación personal de complejidad, un jeroglífico dibujado por un egipcio disléxico y alcohólico (¡Matemática! ¿Cómo adivinaron?). Introducción al Derecho resulta ser una vieja amiga que me resulta sencilla y llevadera. Dedico mucho tiempo a la primera y poco a ésta última… pero pronto tendré que encontrar un equilibrio para no sobreestimar una materia que puede ser vencida, ni subestimar una que también requiere su cuota de preparación.
  • Resfrío. Esto es algo más bien reciente. Gracias al bendito calentamiento global, la amplitud térmica se fue al cuerno, y con ella, mis defensas. No soy un maldito litro de leche, como para que me sometan al proceso UAT y pretendan que salga una Cecilia fresca y saludable, ¿entienden? Esperemos que sea una cosita de nada y pueda volver pronto a las actividades con el mismo ímpetu (cuac) que me caracteriza.
  • Planificación económica. Mi compañera de trabajo y modelo de conducta ha elaborado, previa consulta al Ministerio de Economía de Mundo Ce, un presupuesto de gastos mensuales que promete rendir excelentes frutos. ¿Será este el comienzo de un período de austeridad pronta a convertirse en prosperidad? ¿Se abrirán nuevas puertas producto del ahorro? ¿Tiraré todo al cuerno para comprarme unos zapatos de Paruolo? Lo único que puedo afirmar es: Alea jacta est.

Debo interrumpir el presente informe para ir a almorzar y a pensar en otra cosa que no sea el dolor de cabeza punzante que estoy teniendo ahora mismo. No sé si clavarme otros 2 paracetamoles o pedir un escarpelo…

Hasta luego, polluelos.