Crecimos

Quién lo diría.

Después de dos años y medio, este Boletín Oficial (que supo llamarse Espacio para la expresión innecesaria) finalmente dio a luz a un nuevo proyecto web fiel a mi personalidad: Mundo Ce 2.0.

Sin querer ser un reemplazo de este blog (que sigue y seguirá siendo un espacio de catarsis personal), Mundo Ce 2.0 tendrá los ojos más abiertos a temas que en efecto al mundo le interesan, le gustan y le resultan útiles. Empecé hablando sobre un producto de belleza que me pareció espectacular, y con el correr del tiempo me verán hablar sobre arte, música, comida (infaltable), trabajo, etcétera; les digo más: quizás hasta cometa la hipocresía de hablar de Fitness. Pero sólo el tiempo lo dirá. El tiempo y mi avidez por mostrar aquello que me ha sorprendido en mis experiencias en esta tierra.

Ahora mismo estoy muy embalada en los asuntos impuestos por la provincia del trabajo y los negocios. Tal es así que me molesta que sobrevenga semana santa como feriado. Sic.

Los dejo entonces en buena compañía (?) y me voy a trabajar.

Besos a quienes los merezcan.

A rodar y a rodar, mi vida

I owe you one, Fito.

Llega un punto en que, quieras o no, estés listo o no, la vida te ata un brazo al espejito del auto y arranca.

Marzo podría ser un buen ejemplo de la vida arrastrándonos a su ritmo. Los chicos empiezan las clases, las madres también, las vacaciones (para la desafortunada mayoría) ya son un feliz recuerdo de verano, las empresas y su burocracia retoman su habitual hurañez. Sabe Dios si existe esa palabra.

La cuestión es que sin darme cuenta, se llenaron todos mis recovecos horarios, sin dejar lugar siquiera para el vitalicio socio de mi vida, el aburrimiento. Quisiera hacer más cosas, más variadas, más reconfortantes y socialmente ricas, por llamarlas de alguna manera; mas no encuentro aún la vuelta a mi organización personal ni a la administración de la energía de la cual dispongo. Traducción: no hago todo lo que debiera y en el intento por cumplir PALMO como la peor.

Agotada. Y con deudas con la gente. Corriendo atada al espejito retrovisor de la realidad.

Me trae un prurito importante el estar fallándole a las personas que sé que me quieren. No soy una persona que se caracterice por estar siempre, con lo cual casi que merezco que la gente me ignore o postergue. No tengo más que pedirles que, una vez más, me perdonen y entiendan.

Les deseo amor, paz y paciencia. Besos a quienes los merezcan.

Summer recess!

Claro que tengo ansias por las vacaciones, por el glorioso break-free de 15 días en que me asaré bajo los rayos de Febo y chapotearé en cuanto estanque de cemento se me ceda temporalmente -a falta de uno propio, por vivir en departamento-.

Pero… en serio, ¿TAN pesada tiene que ser la semana previa? ¿el viernes previo?

Imagino que es un widget del Señor para que disfrutemos más -y mejor- el descanso. Bienvenido sea, entonces.

Una hora y media más, y la Presidente declara receso estival en la provincia del Trabajo y los Negocios. Que la provincia del Arte, por otro lado, encuentre su auge y nos deleite pronto con obras fresquitas y notas dulces. Que la provincia del Físico engorde a discreción de tanto comer cosas ricas, y procure broncearse como Dios no estoy segura pero capaz manda.

Dicen que el gobierno debe rendir cuentas sobre su accionar, pero les aseguro que le será muy complicado presentar material pictórico del cumplimiento de las consignas. Maldita celulitis.

Besos a quienes los merezcan.

Expresión express

Estoy a cinco minutos de cerrar la oficina, pero me dieron ganas de escribir.

Los días oscilan entre el sol cálido y las lluvias torrenciales, cargadas de frío y vientos. Ese comportamiento azaroso del clima se impregna en mi ánimo, haciéndome tan inestable como él.

Algo es claro, para estar bien hay que tener los pies sobre la tierra y la mirada en el cielo. Y nada sino el amor hace que sepamos dónde estamos, el valor que le damos a la vida y lo lejos que vamos a llegar mientras la vivimos.

Necesito amor, de donde pueda, para volver a apoyar las plantas de los pies sobre Mundo Ce y seguir caminando. Y recuperar el trote que venía manteniendo.

Lo quiero again, and again, and again.

Fráidei

Hallo un gozo enorme en que hoy sea viernes y haya solcito. En que había sólo dos e-mails en la bandeja de entrada y uno era publicidad. En que hoy por primera vez, desde que curso en la facultad, me enseñaron algo que no vi en la secundaria: límites. En que tengo la cabellera lisa y sedosa. Y, por último, en que probablemente hoy no haga más nada. Mi semana terminó hoy, ahora, con este bostezo…

Informe de la Presidencia

Ante todo pido disculpas a los visitantes fortuitos de mi pequeño espacio virtual que no hayan encontrado lo que estaban buscando. Sé que la gente llega a mi blog usando keywords como “gorda ridícula”, “Marolio” y frases varias de los Simpsons, y estimo que deben llevarse poco de aquello que querían encontrar. Es Google, no yo, el que los engaña.

Luego de esta pequeña disclaimer, procedo a comentar (a quien esté interesado) algunas cosas que están sucediendo en el noble país que presido…

  • Irrefutabilidad en la situación de aumento del tejido adiposo en el sector centro-sur. Sí, queridos, he engordado. Lejos estoy de las épocas en que mi madre creía que tenía problemas psicoalimentarios. Ha quedado demostrado, por si quedaba alguna duda, que siento pasión por los alimentos, en especial cuando he de ingerirlos. Con el objeto de no ser confundida con una mujer en la dulce espera o bien no tener que agrandar los marcos de las puertas de mi casa, he tomado la determinación de reducir el consumo de bebidas carbonatadas, especialmente la que en chino se llama “deliciosa felicidad”, o algo así. Así que ya saben, si los visito, guárdenme Levité de Manzana o Naranja, Aquarius, Cepita, etcétera. Otro tipo de medidas antiadiposidad consiste en (como vengo prometiendo) anular por completo el consumo de chatarra y limitar el de dulces a lo mínimo indispensable.
  • Comienzo de la actividad académica propiamente dicha. Actualmente curso dos materias de la carrera de Comercialización, siendo una de ellas, en una apreciación personal de complejidad, un jeroglífico dibujado por un egipcio disléxico y alcohólico (¡Matemática! ¿Cómo adivinaron?). Introducción al Derecho resulta ser una vieja amiga que me resulta sencilla y llevadera. Dedico mucho tiempo a la primera y poco a ésta última… pero pronto tendré que encontrar un equilibrio para no sobreestimar una materia que puede ser vencida, ni subestimar una que también requiere su cuota de preparación.
  • Resfrío. Esto es algo más bien reciente. Gracias al bendito calentamiento global, la amplitud térmica se fue al cuerno, y con ella, mis defensas. No soy un maldito litro de leche, como para que me sometan al proceso UAT y pretendan que salga una Cecilia fresca y saludable, ¿entienden? Esperemos que sea una cosita de nada y pueda volver pronto a las actividades con el mismo ímpetu (cuac) que me caracteriza.
  • Planificación económica. Mi compañera de trabajo y modelo de conducta ha elaborado, previa consulta al Ministerio de Economía de Mundo Ce, un presupuesto de gastos mensuales que promete rendir excelentes frutos. ¿Será este el comienzo de un período de austeridad pronta a convertirse en prosperidad? ¿Se abrirán nuevas puertas producto del ahorro? ¿Tiraré todo al cuerno para comprarme unos zapatos de Paruolo? Lo único que puedo afirmar es: Alea jacta est.

Debo interrumpir el presente informe para ir a almorzar y a pensar en otra cosa que no sea el dolor de cabeza punzante que estoy teniendo ahora mismo. No sé si clavarme otros 2 paracetamoles o pedir un escarpelo…

Hasta luego, polluelos.